Seleccionar página

¿Estamos preparados para ir a la peluquería el día 4 de mayo? ¿Conocen los profesionales las normas a seguir? ¿Se puede garantizar la seguridad del cliente? ¿Es demasiado pronto?  Tanto si eres profesional como cliente esto debería interesarte, por prudencia y para proteger tu salud y la de los demás, te recomiendo leerlo y seguir las pautas establecidas.

Éstas y más preguntas serán abordadas a lo largo del post. Te adelantamos que es posible que no todos los salones puedan abril el día 4, van a necesitar un tiempo de adaptación, para formar al personal, cambiar de rutinas y adquirir nuevos materiales. Eso sería lo más sensato y responsable por su parte. Es obligatorio y aconsejable seguir las medidas higiénico-sanitarias que el gobierno de forma global ha establecido, para proteger tanto al trabajador como al cliente.

Las medidas establecidas en este post han sido consensuadas por las asociaciones mayoritarias de fabricantes de productos profesionales de peluquería, y principales representantes de los salones de peluquería de España incluida la Asociación Nacional de Cosmética. Estas organizaciones han trasladado al Gobierno su disposición para abordar la reapertura basada en una atención individualizada y la disponibilidad a asumir la atención de la población desde esta fase 0 de transición. Éstas serán las principales medidas a seguir, según lo acordado:

 

1º FORMACIÓN PARA TRABAJADORES E INFORMACIÓN PARA CLIENTES. 

No se puede abrir una peluquería sin antes preparar e instruir a los trabajadores sobre las medidas a seguir. Disponer de todo el material necesario y organizar los espacios.

Recomendaciones en el espacio general del salón

Respetar la distancia mínima de seguridad entre 1,5 y 2 metros. Las áreas de movimiento de cada persona se deben indicar claramente mediante marcas en el suelo o barreras.

Las zonas de juego infantil deben quedar clausuradas y el acceso cerrado.

Restringir el número de clientes dependiendo del tamaño del salón. Al tratarse de un trato personalizado, es muy importante que no se rote de personal. Un único profesional debe realizar todo el trabajo. Esto es un gran cambio, no puede ser uno lava, otro seca y otro corta.

Se eliminan los dispensadores de agua en sustitución por botellas de agua individuales o vasos de un único uso.

Toallas y capas desechables.

El material de protección desechable individual se ubicará en contenedores, preferentemente con tapa y pedal en la zona de vestuario dentro de una bolsa cada servicio.

Disposición de soluciones hidroalcohólicas repartidas por en distintos puntos del salón.

Establecer personas responsables de la limpieza general. Proveer del equipamiento necesario. Mantener ventilado el salón un mínimo de 5 – 10 minutos día.

La asistencia a los aseos y baños será siempre individual y se higienizará tras cada uso. Preferiblemente no utilizar toallas textiles, en su lugar, proveer de servilletas de papel y geles higienizantes.

Se fomentará el cobro del servicio mediante tarjeta, no en efectivo. Higienizar el teclado y datafono después de cada uso. Si es en metálico, utilizar un recipiente donde depositar el dinero y retirarlo posteriormente el cobrador sin contactos directos. Entregar cambios en la misma forma

Recordar las normas tanto al personal como al cliente mediante folletos informativos, carteles, redes sociales, etc. Todos los medios que tengan a su alcance.

Eliminar revistas, tablets y prensa impresa general, también las plantas o cualquier elemento decorativo, a la mano del cliente, que se pueda manipular.

 Proteger la zona de recepción: teclados, teléfonos, material oficina. Valorar la posibilidad de incorporar mampara transparente. Desinfectar con frecuencia estos elementos y no compartirlos.

Protocolo de trabajo

Control de temperatura de los trabajadores a la entrada, se asegurará la distancia de seguridad entre personas de 2m.

Cada componente del equipo tendrá sus propios materiales. Preparación de cepillos, tijeras, peines previamente, y asegurar que estén perfectamente higienizados para cada servicio.

En la medida de lo posible, utilizar planchas o secadores de casco o secados a baja velocidad para no dispersar el aire. Mantener limpios los filtros de los secadores y el resto de material eléctrico (planchas y tenacillas).

Valorar la situación de empleados especialmente sensibles y con riesgo (edad, patologías actuales etc) y evitar su incorporación (o retrasarla) en lo posible.

Se recomienda realizar todo el servicio al cliente a través de un mismo estilista manteniendo al cliente en un mismo espacio durante el servicio.

Evitar introducir la mano en los productos (mascarillas, ceras, pomadas, fijadores). Extraer el contenido necesario con palitos depresores o cucharas o usando guantes. Lavar las manos siempre antes de depositar el producto en las mismas.

Desinfectar las superficies donde se haya atendido al cliente, incluidas manivelas, sillones, lavacabezas etc.

Evitar simultanear clientes en el lavacabezas si no hay separación suficiente entre ellos para garantizar la distancia de seguridad.

 

2º MEDIDAS DE PROTECCIÓN

Medidas de protección trabajadores

Uso de mascarillas tipo quirúrgica o superior y guantes durante toda la jornada. Se pueden emplear también pantallas de protección facial plástica.

Recomendable usar un par de guantes por servicio, y cambiar siempre que se humedezca, manche o deteriore.

Lavar con frecuencia las manos con agua y jabón o soluciones higienizantes, antes, durante y después del servicio.

Se recomendará que la ropa de trabajo y el calzado sean distintos a los utilizados antes de la entrada y salida al puesto de trabajo, así como su lavado diario a 60º.

Evitar joyas en la zona de las manos.

LLevar el cabello recogido.

Medidas de protección clientes

Se recomienda facilitar mascarillas, si el cliente no trae consigo. Adicionalmente poner a su disposición guantes si hay disponibles y el cliente lo solicita.

Facilitar resto de elementos para la realización del servicio, capas, toallas, batas, todo deshechable.

Entregar una bolsa individual para recoger las pertenencias del cliente que se entregará a la salida después del servicio o que podrá guardar el cliente en el lugar que hagamos el servicio. Se recomienda mantener en sitio distinto del habitual del personal.

No facilitar revistas, prensa, tabletas digitales o cualquier elemento que pueda pasar de un cliente a otro.

Se ruega no acudir al salón de peluquería o cancelar la cita, si se presentan síntomas compatibles con COVID-19, como fiebre superior a 37,5º, tos, dificultad respiratoria, etc…

Los datos de contacto del cliente y la hora de entrada / salida del salón están documentados con su consentimiento para que se pueda rastrear cualquier cadena de infección.

El cliente mantendrá los elementos protectores (mascarillas, capas, batas etc) mientras dure el servicio.Una vez finalizado los desechará en contenedores puestos para tal fin siguiendo protocolos establecidos. Disponer siempre de dispensador de gel higienizante

para los clientes en las zonas de tocadores/entrada/salida del establecimiento.

 

 

Adsense

Sígueme en Facebook

VALORAR EL POST

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

CONSIGUE LA GUÍA PRÁCTICA PARA DESINTOXICAR TU PIEL Y EVITAR EL ENVEJECIMIENTO PREMATURO CON PRODUCTOS SALUDABLES.

 

APÚNTATE Y LUCIRÁS UNA PIEL SALUDABLE, VITAL Y LIBRE DE IMPUREZAS

BIENVENIDA. YA PERTENECES A LA COMUNIDAD DE ESTETICA40!!