Seleccionar página

Causas del envejecimiento

Es imposible detener el envejecimiento celular en nuestro organismo. No hay ninguna evidencia científica de ello. El envejecimiento es un proceso biológico natural. Podemos prevenir el envejecimiento prematuro, pero no un envejecimiento acorde con nuestra edad.

Si con treinta años, tienes la piel con arrugas o flacidez está claro que has llevado un estilo de vida poco saludable, malos hábitos u otros factores externos que han influido en tu salud y en tu piel. En este caso estaríamos hablando de un envejecimiento prematuro. Pero con cincuenta años es imposible tener la misma luminosidad y firmeza que una piel cuidada con treinta. Tú rostro va cambiando, el óvalo facial y las expresiones no son las mismas. Es un proceso natural y normal.

El envejecimiento prematuro se puede prevenir y debemos cuidarnos para tener el rostro cuidado y acorde con nuestra edad, y si la genética nos ayuda, pues mucho mejor.

 

Causas del envejecimiento prematuro

Tenemos dos tipos de causas las intrínsecas y las extrínsecas:

El envejecimiento intrínseco o interno está relacionado directamente con nuestra genética, los genes que heredamos de nuestros padres o abuelos. Es un proceso natural, donde no podemos intervenir.

El envejecimiento extrínseco está relacionado con varios factores que intervienen directamente e influyen en este proceso. Normalmente son la causa de un envejecimiento prematuro, como los malos hábitos o rutinas de cuidado incorrectas. A continuación citamos algunos factores que aceleran este proceso de envejecimiento.

 

Factores que influyen en el envejecimiento

Factores que influyen en el envejecimiento

Una dieta desequilibrada y pobre en nutrientes
Es fundamental una dieta equilibrada, rica en nutrientes, frutas, verduras y proteínas. Es muy importante aportarle a nuestro cuerpo las vitaminas y minerales necesarios para realizar todas sus funciones. Una carencia en vitaminas o minerales afectará a nuestra salud y a nuestra piel.
El aporte de agua para mantenernos hidratados es otro elemento importante en el cuidado de la piel y la salud.
Los cambios bruscos de peso generan flacidez y perjudican el estado saludable de la epidermis.

La radiación solar
El sol es la causa más importante en el envejecimiento prematuro de la piel. Aunque nos resistamos a creerlo, está científicamente comprobado. Depende de tu tipo de piel y el número de exposiciones a lo largo de los años. Se dice que las personas que no utilizan fotoprotección solar diaria envejecen un 24 por ciento más que aquellas que sí lo utilizan. Los efectos visibles del envejecimiento son manchas solares, arrugas, rojeces etc.

El estrés
El estrés afecta a nuestro sistema nervioso. Produce alteraciones en el sueño y en nuestro sistema inmunitario. Ese cansancio, inquietud y nerviosismo también afecta al estado general de la piel. Puede producir más grasa, sequedad, irritaciones etc. La falta de sueño genera, bolsas, ojeras y un aspecto cansado.

El tabaco y el alcohol
El tabaco hace que la piel esté más seca, áspera, opaca, con falta de luminosidad y oxigenación. Hace que las arrugas y la pérdida de elasticidad aparezcan antes de tiempo. Envejecimiento prematuro.
El alcohol produce enrojecimiento generalizado y aparición de diminutas venitas. El abuso de bebidas alcohólicas perjudica nuestra salud y eso se refleja en el rostro.

Cambios de temperatura.
Los cambios de temperatura afectan a todo tipo de piel, pero especialmente a las más sensibles. Producen deshidratación y sequedad provocando de este modo líneas de expresión. Hay que hidratarla y protegerla.

Contaminación
La contaminación evita que la piel se oxigene de forma natural. Las consecuencias son falta de luminosidad, alergias, e irritaciones.
Un cuidado e higiene incorrecto.
Para tener una piel cuidada, es muy importante, mantenerla limpia y sin tóxicos. Aplicar productos sin ingredientes nocivos para a salud, cero peligrosos, suaves y respetuosos. Cuanta menos química dañina en tu epidermis, mayor oxigenación y sensación de elasticidad e hidratación en tu cutis.

Ejercicio físico
El deporte nos ayuda a oxigenar a nivel celular, reduce el estrés, mejora nuestra salud cutánea y estado de bienestar.

Sistema hormonal.
Las hormonas juegan un papel fundamental en el desarrollo y maduración de la piel. Muchos de los problemas endocrinos también terminan afectándole. Manchas hormonales, sequedad, acné etc. En la menopausia nuestra piel pierde hidratación y elasticidad. Esto es debido a la falta de estrógenos.

 

¿Qué es el concepto de exposoma? La piel como reflejo de nuestra vida.

exposoma

Es un término acuñado en 2005 por el científico Christopher P. Wild, director de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, como el conjunto de factores de exposición a los que está sometida una persona desde el momento de su concepción hasta que muere y entre los que se podrían nombrar las sustancias químicas, radiación solar, calor/frío, estrés, alimentación, contaminación, comportamientos, alérgenos, tóxicos…

Según el explica el dermatólogo Agustín Buendía, responsable de campañas de la Fundación Piel Sana de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) “El exposoma hace que nuestra piel sea el espejo de nuestra vida. Este nuevo concepto es una alternativa en prevención y promoción de la salud”
Todos los factores citados en el apartado anterior afectan al exposoma de la piel produciendo un envejecimiento prematuro.

 

¿Qué tratamientos nos pueden ayudar a prevenir el envejecimiento prematuro? Fuera publicidad, nos centramos en los estudios científicos relacionados con este tema.

Aunque algunos de ellos todavía están en fase de estudio y no se ha demostrado científicamente al 100% su efecto antiage, yo te recomiendo los siguientes:

Una dieta rica en antioxidantes, ayudan a ralentizar nuestro envejecimiento y ayudan a la oxigenación de nuestras células. Vitaminas A,C,E.

El resveratrol, componente presente en las nueces y las uvas, está siendo estudiado como un beneficioso antioxidante. Este compuesto fue descubierto por primera vez, en las uvas negras, su función en la planta es protegerla de infecciones por hongos. Actúa como un antibiótico natural. En el mercado hay varios complejos vitamínicos con esta molécula. Mucho cuidado con las concentraciones que se toman y los excipientes que contiene. Lo mejor es tomar alimentos ricos en este compuesto.

Hidratarse bien. Beber abundantes líquidos, agua o zumos no procedentes de concentrados.

Usar protector solar a diario.

Eliminar los cosméticos con parabenos e ingredientes potencialmente peligrosos para nuestra salud.

Emplear serums con vitamina C para dar luminosidad a la piel. A partir de los 40 puedes comenzar a emplear serums con vitamina A. Si tienes la piel sensible pueden resultar irritantes. No los aconsejo o con mucha precaución, en este caso; o personas con rosácea.

Usar aceites no comedogénicos pero ricos en vitamina E, que hidratan, protegen y cuidan nuestra piel. Aceite de argán, moringa, opuntia o espino amarillo. El de argán incluso lo pueden poner las pieles acnéicas.

Mantener una buena hidratación e higiene facial. Emplear exfoliantes químicos suaves y mascarillas antioxidantes o nutritivas.

Los serums de ácido hialurónico nos ayudan a mantener esa hidratación diaria.

 

Finalmente os dejo a modo de resumen, un vídeo del Dr. Agustín Viera donde nos explica los factores y hábitos que influyen en el envejecimiento prematuro de la piel. 

 

Adsense

Sígueme en Facebook

VALORAR EL POST

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

CONSIGUE LA GUÍA PRÁCTICA PARA DESINTOXICAR TU PIEL Y EVITAR EL ENVEJECIMIENTO PREMATURO CON PRODUCTOS SALUDABLES.

 

APÚNTATE Y LUCIRÁS UNA PIEL SALUDABLE, VITAL Y LIBRE DE IMPUREZAS

BIENVENIDA. YA PERTENECES A LA COMUNIDAD DE ESTETICA40!!